jueves, 20 de mayo de 2010

Noria sin colores

Gotas sobre el cristal,
repetida agonía,
me marcho de tu lado,
¡vaya historia la mía!

Cantamos y reímos,
jugamos y bailamos,
pero una cosa nos falló:
jamás nos amamos.

Me miraste y te miré,
me gustaste y te gusté,
me abrazaste y te abracé,
te cansaste y me cansé.

Rompimos la baraja
en la mejor jugada
y como despedida
una sonrisa, una mirada,

un suspiro, un “lo siento”
y un beso en la frente.
“No quiero hacerte daño”
y a llover de repente.

Me besaste y te besé,
me viajaste y te viajé,
me soñaste y te soñé,
me cansaste y te cansé.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada